El Renacimiento

Por Juan Benito Rodríguez Manzanares

Abstract:

The Renaissance is one of the longest, most complex, most beautiful and, above all, worthy of study and knowledge, because it was the starting point of the Modern Age, abandoning the Middle Ages and putting in value many elements and factors that, until then, had not been taken into consideration.

Resumen documental:

El Renacimiento es una de la épocas de la historia más extensa, más compleja, más hermosa y digna de estudiar y conocer, pues fue el punto inicial de la Edad Moderna, abandonando el Medievo y poniendo en valor muchos elementos y factores que, hasta ese momento, no se habían tenido en consideración.

Keywords

Renaissance, Modern Age, Humanism, arts

Palabras clave

Renacimiento, Edad Moderna, Humanismo, artes

1. Introducción

El Renacimiento fue un movimiento cultural, social, político, científico, artístico, religioso y arquitectónico de gran alcance y esplendor que, la mayoría de los estudiosos coinciden en apuntar que se extendió entre los siglos XV y XVI, aunque hay quien amplía algo más este periodo, haciendo coincidir su inicio con el siglo XIV, e incluso los más arriesgados, sitúan su inicio en una época más temprana, el siglo XIII, basando esta afirmación en que en ese siglo ya se comenzó a vislumbrar un atisbo de «burguesía», que será uno de los pilares del Romanticismo, la cual conduciría a la humanidad hacia una sociedad capitalista que, finalmente sustituiría por completo al sistema feudal.

Mas, sea como fuere, podemos constatar fehacientemente, que hay dos siglos en los que el Renacimiento alcanzó la máxima expresión cultural, social y en todos los supuestos imaginables, con la posibilidad de extenderse uno o dos siglos previos más.

Ateniéndome a la postura más extendida y, además, la más acreditada en todos los ámbitos, tenemos que el Romanticismo se inicia en el siglo XV, mas, también aquí encontramos diferentes años en los que, de alguna manera, se designa su inicio.

La opción más extendida es la fecha de 1492, año en que Cristóbal Colón (1451-1506), descubre América. Aunque otros autores sitúan la fecha de inicio de este movimiento en 1453 coincidiendo con la caída de Constantinopla y el Imperio Bizantino; y un tercer grupo de historiadores sitúan su inicio sobre 1440, año en que Johannes Gutenberg (1400-1468) inventó la imprenta, máquina que sería del todo importante e imprescindible para la consolidación de este movimiento, ya que hasta entonces, todos los conocimientos, se debían compartir en libros de manera manuscrita, con lo que esto conllevaba de complicaciones en todos los sentidos.

Por el contrario, la fecha en que el Renacimiento concluye de una manera más o menos oficial, todos los historiadores coinciden en que fue en 1789 con el estallido de la Revolución Francesa.

2. Edad Moderna

La Edad Moderna es la que vino a «sustituir» al Medievo o Edad Media, la cual, en ocasiones, también se ha llamado los «años oscuros» o «edad oscura», extendiéndose la misma desde la caída del Imperio Romano en 476 hasta la caída del Imperio Bizantino en 1453, tomando quizá más relevancia la opción de que la Edad Moderna se inició en 1492, pudiendo de esta manera, dejar unos años de impasse entre una edad y otra, pues marcar un año en concreto, tan sólo es orientativo.

Mas, es importante conocer cuando se inició la Edad Moderna, pues el Romanticismo se inició con la misma, y la acompañó durante siglos, pero, es preceptivo decir que, no hasta el final de la misma, pues el inicio de la Edad Contemporánea no coincidió con el fin del Romanticismo, ya que este se disolvió del imaginario popular y cultural en favor de otros movimientos, pues, al Romanticismo le siguió el Manierismo, que podríamos convenir en que fue la última etapa del Renacimiento. A renglón seguido, se consolidó el Barroco, que se extendió aproximadamente entre 1600 y 1750; el Rococó, que se extendió entre 1730 y 1760 aproximadamente y, el Neoclasicismo, que se desarrolló desde mediados del siglo XIII hasta mediados del siglo XIX. Con esto podemos comprobar que la Edad Moderna acabó aproximadamente con el principio del Neoclasicismo.

3. El Romanticismo

Una vez centrado el Romanticismo dentro de la Edad Moderna y esta, dentro del conjunto de las edades de la historia de la humanidad, debemos definir este movimiento literario, cultural, social, político, científico, artístico, religioso y arquitectónico, aunque la verdad es que no es de fácil definición por la envergadura de todo lo que llegó a abarcar y por la gran extensión de tiempo en que lo hizo. Mas, podemos convenir que el Romanticismo se inició en Italia, según algunos autores, en la actual ciudad de Florencia, y desde allí se expandió a las ciudades, también italianas de Roma y Venecia; a continuación, a Europa entera, y posteriormente llegó a extenderse en casi todo el mundo entero, pues hay que apuntar que, lamentablemente el Renacimiento no llegó a continentes como África, y a otros como América, más concretamente en la América latina de América del sur, el Romanticismo llegó bastantes años después de su momento más álgido y, lo hizo de la mano de los conquistadores españoles, difundiéndolo y mostrándolo a toda América latina, pues, no debemos olvidar que, los territorios españoles de ultramar, nunca fueron catalogados como colonias, sino que, siempre fueron parte integrante y de pleno derecho del imperio español.

Así, atreviéndome a definir el Romanticismo de alguna manera, lo haré así:

El Romanticismo es un amplio movimiento literario, cultural, social, político, científico, artístico, religioso y arquitectónico, que se inició en la actual Italia en el siglo XV (quizá antes), coincidiendo aproximadamente con el inicio de la Edad Moderna.

Sobre el nombre del movimiento, es preceptivo comentar que el término «Romanticismo», «Rinascita» en italiano, lo acuñó y utilizó por primera vez, el historiador italiano Giorgio Vasari (1511-1574) en su libro, «Las vidas de los más excelentes arquitectos, pintores y escultores italianos», publicado en 1550. Mas, ya en la Edad Contemporánea, el historiador francés Jules Michelet (1798-1874) en su libro, «La Renaissance», publicado en 1855, aportó la primera definición del Renacimiento, tal y como la conocemos hoy en día. Pero, la imagen actual de lo que fue el Renacimiento, nos la ha legado Carl Jacob Christoph Burckhardt (1818-1897), plasmada en su ensayo «La cultura del Renacimiento en Italia», publicado en 1860.

4. Motivos del inicio del Romanticismo

Tras la Edad Media, una época donde estaba anclado el feudalismo, los reinos, la enorme diferencia de clases entre los nobles y los plebeyos, y algunas otras cosas como el hecho de que la cultura y las manifestaciones culturales eran escasas y sólo para las personas de poder, la sociedad decidió cambiar esa trayectoria drásticamente, gracias a una nueva manera de enfocar todo tipo de cuestiones.

En un principio tenemos que, de un lado, las ciudades italianas donde se inició el Romanticismo, comenzaron a tener una prosperidad importante, manifestada por la construcción de nuevos monumentos y otras edificaciones.

Apareció la figura del «mecenas», que eran personas adineradas y poderosas que, con el devenir del tiempo, llegaron a conformar la clase burguesa, que protegían a los artistas y financiaban sus actos y sus obras, para que, con este tipo de acciones, la cultura pudiera llegar a prácticamente todas las personas y clases sociales, y esto conllevó una gran revolución en todos los sentidos.

El aumento de las personas adineradas, que dio lugar a la nueva clase social llamada «burguesía», fue la causa de la imparable expansión del comercio y la industria y, con ello, se llegó a una nueva situación económica y social para todas, o cuando menos, para la mayoría de las personas.

También comenzaron a crearse las Universidades, y con ellas, a impartir a todas las personas que lo desearan, las enseñanzas de nivel superior de todas las ramas de los conocimientos del momento, en un nuevo formato de libro que surgió en esta época, el ensayo, el cual se pudo popularizar gracias a la mencionada invención de la imprenta, la cual jugó un papel muy importante en Valencia, (España).

La iglesia y, sobre todo, la teocracia y el teocentrismo que reinaba en la Edad Media, fue sustituida por el culto a la persona en todos los sentidos, instaurándose el antropocentrismo como sistema por defecto. Aunque la iglesia nunca llegó a desaparecer como institución de culto.

Todo lo dicho se realizó dentro de una corriente de pensamiento que se denominó el «Humanismo», corriente esta que fue uno de los pilares básicos del Renacimiento.

5. El Humanismo

Para abordar este punto, lo primero y más básico es definir qué es el Humanismo:

El Humanismo es una corriente de pensamiento inspirada en la antigüedad clásica grecorromana, basado siempre en los valores humanos, que consolida al hombre como el centro de todas las realidades posibles, palpables y no palpables.

Cabe apuntar que el teólogo alemán Friedrich Immanuel Niethammer (1766-1848), en 1808 acuñó el término «Humanismus», refiriéndose con el mismo a las enseñanzas medias, las cuales estaban centradas en el estudio de los clásicos griegos y romanos.

Así, la preocupación por la cultura, las artes, la enseñanza… asociada a la creación de las universidades y, también a la creación de la figura de los mecenas, que las favorecían, acercándolas a todo el mundo, unido a un afán desmedido de posicionar al hombre en el centro del universo, desplazando incluso las creencias más arraigadas en Dios, (y para esto ayudó bastante los cismas de la iglesia católica y la ruptura de la unidad cristiana con la Reforma Protestante creada por Martin Lutero (1483-1546), que abrió las puertas al luteranismo), hizo que el inicio de la Edad Moderna, coincidiendo con el Romanticismo, fuera un momento de profundos cambios en todos los sentidos, actividades y artes.

6.- Cambios en las artes

Con respecto a las artes, tanto escritas, plásticas, escénicas e incluso la arquitectura, cambiaron enormemente, pues con todas las artes, se buscaba volver al refinamiento de las antiguas Grecia y Roma. Además, se desarrolló una corriente crítica con todo lo anterior que se manifestó en la manera en que las personas concebían su entorno. Así, en este movimiento artístico, los artistas, que eran simultáneamente naturalistas e idealistas, abogaban por plasmar en sus obras su entorno tal cual las veían, con su aspecto real, sin artificios ni exaltaciones físicas o combativas, ni tampoco con el misticismo de las tendencias religiosas que hasta ese momento habían dominado casi por completo todas las ramas de las artes.

De esta manera, tenemos que, en el campo de la pintura, se desarrollaron sistemas de representación tan importantes como la perspectiva, además del dominio de la técnica cromática del claroscuro, elementos que sirvieron para que, entre otras grandes pinturas, Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564) pintara el fresco de la Capilla Sixtina, y que desde el suelo se viera perfecto a pesar de estar pintado sobre un techo abovedado.

Dentro de las artes escritas, grandes autores como el poeta y escritor valenciano del Reino de Valencia (hoy la Comunidad Valenciana en España) Ausias March (1400-1459), desarrollara un nuevo tipo de héroe que se encontraba muy lejos del típico héroe al uso hasta ese momento, el cual era casi un semidios, para convertirlo en una persona que, como cualquier otra, podía sangrar, padecer dolor e incluso morir.

7.- Etapas del Renacimiento

En el Renacimiento hubo varias etapas diferenciadas, cada una de ellas con sus distintas peculiaridades.

Este movimiento comenzó con la etapa denominada, «Quattrocento» o «Primer Renacimiento» que se dio aproximadamente desde 1400 hasta 1480 y tuvo como lugar de origen Florencia en la Toscana en Italia, por lo tanto, las primeras trazas de este movimiento, se dieron en tiempo muy temprano en su lugar de origen antes de trascender al resto de Italia y del mundo. Este movimiento destacó en arquitectura por recurrir a los sistemas clásicos de realización de las construcciones, con columnas, pilastras adosadas, capiteles y otras formas antiguas. Algunos grandes arquitectos de la época fueron Filippo Brunelleschi (1377-1446) o Michelozzo di Bartolomeo (1396-1472)

Posteriormente, aproximadamente desde 1480 a 1520 se extiende la etapa denominada «Cinquecento» o «Alto Renacimiento», que tuvo su epicentro en Roma. En esta etapa ya estaba extendido y consolidado el Renacimiento por toda Europa, siendo este el momento más importante de este movimiento, en el cual alcanzó su máximo esplendor tanto en las artes, como en la arquitectura, como en todos los aspectos en los que este movimiento se implantó con fuerza y firmeza. De esta época destaca la Basílica de San Pedro en el Vaticano, con proyecto de Donato Bramante (1443/1444-1514), o la Biblioteca de San Marcos en Venecia, obra de Jacopo Sansovino (1486-1570).

Me he centrado sólo en la arquitectura, pues sería altamente extenso hablar de todos los aspectos en los que el Romanticismo dejó su indeleble huella.

Mas, para algunos estudiosos del tema, hay incluso una etapa previa, como he citado al inicio, que se ha denominado «Trecento», siendo básicamente la época delimitada por el siglo 1300, en la que se desarrolló el paso entre la Edad Media y la Edad Modera, pues ya en este siglo se comenzaron a apuntar maneras de lo que sería el Renacimiento.

Y cómo epílogo a este gran y genial movimiento, surgió el «Manierismo», sobre todo localizado en la mitad y final del siglo XVI, el cual se caracterizó como, un volver al periodo del Alto Renacimiento y copiar lo que de bueno tuvo, teniendo en pintura algunos grandes referentes como Tintoretto (Jacopo Comín) (1518-1594).

8.- El Renacimiento en el Reino de Valencia

Una vez extendido el Renacimiento por toda Europa, también llegó al Reino de Valencia, en el cual tuvo realmente un gran impacto, pero no sólo por lo que el Romanticismo aportó al mismo, sino por lo que el Reino de Valencia aportó al Romanticismo, tanto en todo tipo de artes como en arquitectura y otros supuestos.

Para entender lo dicho, hemos de saber que, en el periodo situado en todo el siglo XV, finales del siglo XIV y principios del XVI, en el Reino de Valencia surgieron numerosos artistas que aportaron a esta gran época, la llamada «Escuela Valenciana» en la que había pintores de la talla de Joan de Joanes (1503/1505-1579); Jaume Mateu (1382-1452), Gonçal Peris Sarriá (1380-1451) o Antoni Peris (1365-1422). Escultores como Marti Llobet (s. XV) o Damian Forment Cabot (148-1540).

Y, sobre todo, hubieron muchísimos escritores, poetas y ensayistas valencianos con proyección universal de la talla de Joanot Martorell (1410?-1468); Sor Isabel de Villena (1430-1490); Ausias March; Jordi de Sant Jordi (1399-1424); Sant Vicent Ferrer (1350-1419); Jaume Roig (¿-1478); Joan Roiç de Corella (1435-1497); y muchísimos, muchísimos más, tantos que la lengua valenciana tuvo un momento muy dulce y de gran reconocimiento a nivel mundial, pues cada uno de los poetas, escritores y ensayistas nombrados y, todos los que no he nombrado para no hacer demasiado largo este punto, fueron unos verdaderos rompedores con todo lo que había en la Edad Media que estaban dejando atrás.

Todos los estudiosos del tema, otorgan un gran reconocimiento mundial a la lengua valenciana y a todos los escritores en lengua valenciana del Renacimiento. Esto incluso lo dejaron escrito en sus obras, escritores tan emblemáticos como Joanot Martorell en su magistral libro Tirant Lo Blanch

«E com la dita hystoria e actes del dit Tirant sien en llengua anglesa, e a vostra illustre senyoria sia stat grat voler me pregar las giras en llengua portoguesa, opinant, per yo esser stat algun temps en la sen illa de anglaterra, degues millor saber aquella llengua que altri; […] me atrevire expondre: no solament de llengua anglesa en portoguesa. Mas encara de portoguesa en vulgar valenciana: perço que la nació don yo so natural sen puxa alegrar…»

(«Y como dicha historia y actos de dicho Tirante estén en lengua inglesa, y a vuestra ilustre señoría ha sido grato querer encargarme la traducción en lengua portuguesa, opinando que, por haber estado yo algún tiempo en la isla de Inglaterra, debiera saber mejor aquella lengua que otros; […] Me atreveré a traducir: no solamente de la lengua inglesa a la portuguesa. Sino incluso de la portuguesa a la valenciana vulgar: para que la nación de la cual yo soy natural se pueda alegrar…»

Todo lo antedicho dio lugar al primer Siglo de Oro de la Lengua Valenciana, que fue el primer Siglo de Oro de cualquier lengua del mundo, y esto es un verdadero privilegio que nadie le puede arrebatar o cuestionar, además de ser un verdadero honor fuera de toda duda, y quizá, el máximo hito, o bien, uno de los máximos hitos de nos legó el Renacimiento.

Conclusión

El Renacimiento es una de la más emblemáticas etapas de la historia de la humanidad, pues bajo ese nombre, se engloban multitud de rupturas y transformaciones de todo tipo, en prácticamente todos los aspectos de la vida. Fue, como muy bien dice su nombre, todo un renacer en todos los sentidos, tras un periodo algo oscuro que fue la Edad Media.

Sin lugar a dudas, fue un momento de la historia mundial que hay que estudiar con todo detenimiento para poder entender la historia de algunos países.

Con todo lo dicho hasta aquí, espero haber recordado a muchos esta esplendorosa etapa histórica que se extendió por varios siglos. Y para quienes no lo conocieran, espero que haber sido quien les haya hecho nacer la necesidad de saber más sobre el Renacimiento, pues la verdad es que estas breves pinceladas sólo han raspado por encima un tema del que hay escrito ríos, mares, océanos enteros de tinta desde hace muchísimos siglos.

Espero que profundicéis más, mucho más, en el Renacimiento.

Bibliografía

Las vidas de los más excelentes arquitectos, pintores y escultores italianos. Giorgio Vasari. Ediciones Cátedra. España. 2011.

La Renaissance. Jules Michelet. Kessinger Publishing Co. Estados Unidos. 2008.

La cultura del Renacimiento en Italia. Carl Jacob Christoph Burckhardt. AKAL. España. 2004

Tirant lo Blach. Joanot Martorell. N’Octavi Viader. España. 1920.

La cultura del Renacimiento en Italia. Jacob Burckhardt. Editorial Maxtor. España. 2023

Cronología histórica de la lengua valenciana. Juan Benito Rodríguez Manzanares. Amazon. España. 2021

La arquitectura del Renacimiento en Valencia. Mariano Torreño Calatayud. Sargantana. España. 2020

Libro y lectura en la Valencia del Renacimiento. Philippe Berguer. Instirució Alfons el Magnànim. España. 1987.

La pintura valenciana en el Renacimiento. Albert Ferrer Orts. Sílex Ediciones. España. 2022

Renacimiento y modernidad. Varios Autores. Tecnos. España. 2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Editorial

Editorial para el número 8 de la revista

Nota del comité editorial: Lamentamos la demora en la publicación de este número 8 de Peripatéticos debido al trabajo de todo nuestro equipo en la